Remodelación facial con Radiesse

radie
Radiesse es un producto a base de hidroxiapatita cálcica con el que se remodelan los volúmenes faciales perdidos por la edad o por un adelgazamiento brusco. La principal ventaja que aporta es su estructura molecular 3D, que aporta resistencia a la degradación, con una mayor flexibilidad, consiguiendo una mayor adaptabilidad a los contornos faciales con resultados más naturales y duraderos, así como mayor confort para el paciente. Además ofrece altos niveles de cohesión y viscosidad para crear un efecto lifting más seguro y homogéneo. La neoformación de colágeno va a conseguir el efecto deseado, un verdadero lifting no quirúrgico.

Es perfecto para:

  • Redefinir el óvalo facial.
  • Tensar aplicando vectores de fuerza contrapuesta a la caída del tejido.
  • Dar volumen a depresiones faciales, pómulos, mejillas etc.

El procedimiento es cómodo y seguro. Con una microcánula el médico inyecta el producto lentamente bajo la superficie de la piel, dependiendo de cada paciente habrá una técnica y un lugar de inyección. No es un procedimiento doloroso y sólo vamos a producir en ocasiones un mínimo edema y/o algún hematoma que desaparece en pocos días.

Tras la infiltración de una pequeña cantidad de producto, el médico masajea la zona tratada para repartir el producto de forma homogénea. Durante el tratamiento, el médico puede pedir al paciente que sonría y gesticule para asegurarse un resultado natural.

Tras la infiltración puede observarse enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada, que remite a las pocas horas y que el paciente puede disimular con maquillaje.

Los resultados, visibles tras la aplicación del producto, consisten en un aspecto más joven y firme gracias a la corrección de los volúmenes y del equilibrio de las facciones, amortiguando las señales del envejecimiento e hidratando el tejido cutáneo.

Este tratamiento está contraindicado a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pacientes con infección cutánea activa, que hayan tenido rellenos permanentes previos, pacientes enfermos de cáncer, con enfermedades autoinmunes o que tomen anticoagulantes.

radie

Radiesse es un producto a base de hidroxiapatita cálcica con el que se remodelan los volúmenes faciales perdidos por la edad o por un adelgazamiento brusco. La principal ventaja que aporta es su estructura molecular 3D, que aporta resistencia a la degradación, con una mayor flexibilidad, consiguiendo una mayor adaptabilidad a los contornos faciales con resultados más naturales y duraderos, así como mayor confort para el paciente. Además ofrece altos niveles de cohesión y viscosidad para crear un efecto lifting más seguro y homogéneo. La neoformación de colágeno va a conseguir el efecto deseado, un verdadero lifting no quirúrgico.

Leer más

Es perfecto para:

  • Redefinir el óvalo facial.
  • Tensar aplicando vectores de fuerza contrapuesta a la caída del tejido.
  • Dar volumen a depresiones faciales, pómulos, mejillas etc.

El procedimiento es cómodo y seguro. Con una microcánula el médico inyecta el producto lentamente bajo la superficie de la piel, dependiendo de cada paciente habrá una técnica y un lugar de inyección. No es un procedimiento doloroso y sólo vamos a producir en ocasiones un mínimo edema y/o algún hematoma que desaparece en pocos días.

Tras la infiltración de una pequeña cantidad de producto, el médico masajea la zona tratada para repartir el producto de forma homogénea. Durante el tratamiento, el médico puede pedir al paciente que sonría y gesticule para asegurarse un resultado natural.

Tras la infiltración puede observarse enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada, que remite a las pocas horas y que el paciente puede disimular con maquillaje.

Los resultados, visibles tras la aplicación del producto, consisten en un aspecto más joven y firme gracias a la corrección de los volúmenes y del equilibrio de las facciones, amortiguando las señales del envejecimiento e hidratando el tejido cutáneo.

Este tratamiento está contraindicado a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pacientes con infección cutánea activa, que hayan tenido rellenos permanentes previos, pacientes enfermos de cáncer, con enfermedades autoinmunes o que tomen anticoagulantes.

BannersHome01
BannersHome02
BannersHome03