Carboxiterapia

Carboxiterapia
¿En qué consiste? Es una técnica no quirúrgica, mínimamente invasiva, que utiliza el gas de dióxido de carbono por debajo de la piel con fines terapeúticos y estéticos.

Esta técnica nació en Francia en la década de los 30 y actualmente está difundida por todo el mundo. La evidencia muestra que la carboxiterapia no sólo no es tóxica sino que mejora la circulación y la microcirculación en piel, favorece la regeneración de los tejidos y con un coste bajo.

La Carboxiterapia es una buena alternativa a la liposucción para personas que no están dispuestas a pasar por la anestesia y las operaciones quirúrgicas.

También está indicada para los tratamientos de antienvejecimiento, tratamientos anticelulíticos y para la reducción de estrías. Debido a las propiedades vasodilatoras del CO2, el procedimiento se usa también para tratar la enfermedad vasculares isquémicas.

Es un tratamiento aprobado por la FDA y CE.

Indicaciones:

  • Ulceras vasculares y de decúbito.
  • Celulitis.
  • Flaccidez facial y corporal (cara, cuello, piernas, brazos, … ).
  • Adiposidades localizadas.
  • Postliposucción.
  • Estrías.
  • Rejuvenecimiento facial y escote.
  • Tratamiento de coloración de ojos (ojeras).
  • Tratamiento de papada.
  • Cicatrices de acné.
  • Alopecia no androgenética.
Resultado esperado:

  • Mejora la circulación local y perfusión de los tejidos.
  • Estimula la formación de fibras colágenas y elásticas con aumento del grosor de la piel.
  • Mejora el tono y la elasticidad de la piel.
  • Mejora el aspecto y la textura de la piel con celulitis.
  • Mejora la flaccidez de la piel facial y corporal.
  • Reduce medidas.

El número de sesiones es diferente y están relacionadas con el tipo de tratamiento realizado. La reducción de grasa localizada y la celulitis normalmente requiere 8 a 10 sesiones para un resultado óptimo. Las sesiones deben ser 1 vez/semana.

Para el rejuvenecimiento facial, estrías y cicatrices se requieren de 4 a 6 sesiones 1 vez/semana.

Los efectos secundarios son mínimos y se resuelven con gran rapidez, e incluyen dolor leve en el lugar de la inyección, una sensación crujiente en la piel, y posible hematoma de los tejidos, lo que no deja secuelas duraderas.

Carboxiterapia

¿En qué consiste? Es una técnica no quirúrgica, mínimamente invasiva, que utiliza el gas de dióxido de carbono por debajo de la piel con fines terapeúticos y estéticos.

Esta técnica nació en Francia en la década de los 30 y actualmente está difundida por todo el mundo. La evidencia muestra que la carboxiterapia no sólo no es tóxica sino que mejora la circulación y la microcirculación en piel, favorece la regeneración de los tejidos y con un coste bajo.

La Carboxiterapia es una buena alternativa a la liposucción para personas que no están dispuestas a pasar por la anestesia y las operaciones quirúrgicas.

Leer más

También está indicada para los tratamientos de antienvejecimiento, tratamientos anticelulíticos y para la reducción de estrías. Debido a las propiedades vasodilatoras del CO2, el procedimiento se usa también para tratar la enfermedad vasculares isquémicas.

Es un tratamiento aprobado por la FDA y CE.

Indicaciones:

  • Ulceras vasculares y de decúbito.
  • Celulitis.
  • Flaccidez facial y corporal (cara, cuello, piernas, brazos, … ).
  • Adiposidades localizadas.
  • Postliposucción.
  • Estrías.
  • Rejuvenecimiento facial y escote.
  • Tratamiento de coloración de ojos (ojeras).
  • Tratamiento de papada.
  • Cicatrices de acné.
  • Alopecia no androgenética.

Resultado esperado:

  • Mejora la circulación local y perfusión de los tejidos.
  • Estimula la formación de fibras colágenas y elásticas con aumento del grosor de la piel.
  • Mejora el tono y la elasticidad de la piel.
  • Mejora el aspecto y la textura de la piel con celulitis.
  • Mejora la flaccidez de la piel facial y corporal.
  • Reduce medidas.

El número de sesiones es diferente y están relacionadas con el tipo de tratamiento realizado. La reducción de grasa localizada y la celulitis normalmente requiere 8 a 10 sesiones para un resultado óptimo. Las sesiones deben ser 1 vez/semana.

Para el rejuvenecimiento facial, estrías y cicatrices se requieren de 4 a 6 sesiones 1 vez/semana.

Los efectos secundarios son mínimos y se resuelven con gran rapidez, e incluyen dolor leve en el lugar de la inyección, una sensación crujiente en la piel, y posible hematoma de los tejidos, lo que no deja secuelas duraderas.

BannersHome01
BannersHome02
BannersHome03